Centro histórico y atracción del talento creativo (III).- Ideas tras el debate

Casi dos horas de diálogo enriquecedor, en el Ciclo Diálogos sobre Patrimonio y Casco Histórico organizado por BETILO, dejaron interesantes conclusiones sobre los centros históricos y la necesidad de atraer talento hacia ellos como una forma de revitalizarlos.

Una de las ideas más sólidas que se plantearon fue la importancia de estudiar otras experiencias para aprender de ellas.

Sara Cantos (cofundadora de Telework Andalucía) señaló los casos de las Islas Canarias y de Málaga. En Málaga, todo empezó prácticamente de la nada, “con un power point” de Francisco de la Torre —alcalde de la ciudad—, como señaló, por conocimiento de primera mano, Francisco Carmona, responsable del Plan Estratégico “Puerto Real +Ciudad“.

Desde el punto de vista de las fortalezas, Joaquín M. González (Director-Gerente del Instituto de Empleo y Desarrollo Tecnológico de la Diputación) puso de manifiesto la excelente imagen exterior que atesora Cádiz provincia, y la Bahía de Cádiz en particular. La gente quiere venir a Cádiz de turismo, pero también para vivir y trabajar. Salió a relucir la situación estratégica de la Bahía, como un vértice del triángulo Sevilla-Cádiz-Málaga. Una situación envidiable, más si se tiene en cuenta el estado de cierta saturación de Sevilla y de Málaga.

En el caso particular de El Puerto, los espacios bodegueros en desuso son un cuadro en blanco para desarrollar proyectos de co-working, co-living, emprendimiento, formación…que vendrían a ser una vuelta a los orígenes —como unos de los primeros polígonos empresariales de nuestro país, en el siglo XIX. Hay ejemplos —en Málaga, en Bilbao…— en los que se detecta un interés creciente por integrar la actividad emprendedora—no contaminante— en las ciudades.

Las debilidades también salieron a la luz. Sobre todas: el localismo. Esa mirada al ombligo de cada población. Una actitud nefasta porque se pierden las enormes posibilidades de la sinergia entre poblaciones, señaló Joaquín González. La falta de estrategia es otra debilidad. “La inmovilidad es el peor de las estrategias”, puntualizó Francisco Carmona. En la misma línea, de aspectos que debilitan el atractivo del Centro Histórico, y ateniéndonos a El Puerto, se identificaron la falta de cierta infraestructura tecnológica (fibra óptica, fundamentalmente), la carencia de algunos servicios comerciales y la despoblación.

Al final, según se concluyó en la mesa redonda, atraer al talento de fuera —y al que se fue y queremos que vuelva— hacia los centros históricos pasa inevitablemente, por el liderazgo, el alineamiento de la cooperación de las administraciones públicas, el sector privado y la ciudadanía, la ayuda a la rehabilitación y la planificación estratégica basada en un modelo de ciudad orientado a las personas, y respetuoso con su riqueza patrimonial, histórica, social y natural. La mesa quedó así abierta a futuros debates.

Joaquín Moreno Marchal

Compartir contenido

U

Búsqueda

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies