San Sebastián

En el ruedo rural de la ciudad y siguiendo el sentido de las agujas del reloj, tras las ermitas del Socorro y de Santa Catalina, de las que dimos cuenta en anteriores entradas de esta serie, se situó una pequeña ermita que, con la advocación del Santo Cristo o Santa Brígida según autores, desapareció en fecha muy temprana, ya que en 1516 se establecieron en ella los Franciscanos Observantes para la fundación de su convento.  

A continuación, en dirección a poniente e inmediata al camino de Sanlúcar de Barrameda, se localizaba la ermita de San Sebastián, patrón de El Puerto de Santa María.

No se conoce la fecha exacta de su fundación. El vicario Martin de Radona en el informe que emite en 1561 escribe: “…es muy antigua y no hay memoria de hombres que la viesen y puedan decir en que año se fundo […]”

La gran devoción que, en general, tuvo este mártir romano en la Edad Media radica en que por su primer martirio se le consideró uno de los principales protectores contra la peste, coincidiendo con las. grandes epidemias que de forma cíclica asolaron la población en estos siglos. De hecho, H. Sancho recoge el empleo de la ermita como lazareto ocasional durante las epidemias de 1581 y 1649.

Una precisa imagen de esta ermita en 1567 nos la ofrece Wyngaerde en su vista de la ciudad tomada desde la cuesta de la Belleza. El edificio, con orientación SW- NE, con entrada principal rematada en su correspondiente espadaña presenta tres naves, la central, más elevada. A su alrededor el artista de Amberes dibuja un terreno rodeado por un muro, casi con seguridad el cementerio de los apestados.

Contiguo a la ermita y aprovechando el templo del patrón fue fundado en 1671, ya con carácter permanente, por el cargador a Indias D. Juan de Aranibal y su esposa Doña Leonor Rodríguez Cortes un hospital para mujeres “pobres y perdidas” que recibió el nombre de Nuestra Sra. del Amparo y San Sebastián.

Dos planos realizados en el año 1735 recogen un detalle de la ermita y el hospital, con el cementerio situado en el mismo lugar en el que estuvo ubicado desde fines del Medievo. 

Hoy solo permanece como recuerdo de este oratorio y su hospital el nombre de una calle y una pequeña cruz de hierro sobre una columna en la esquina de las calles Santa Fe y Durango. 

R.G.R.

San Sebastián
Año 1567. Ermita de S. Sebastián. Detalle de vista panorámica de El Puerto de Sta. María tomada desde el camino de Sanlúcar. Wyngaerde.Biblioteca Nacional de Austria. (Signatura: Cod. Min. 41)/Año 1735. Plano y circuito del hospital de S. Sebastián. Autor: Francisco de Paula Torrejón. Archivo de Simancas MPD, 15, 018

Compartir contenido

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies